miércoles, septiembre 30, 2009

P.Carlos Cajade


"Todo nació en Navidad. Como corresponde. El padre Carlos terminó la misa, guardó todos los elementos de la ceremonia y cuando salió de la iglesia vio a un grupo de pibes con las ropas y el corazón remendado. Con los mocos anunciando fríos y resfríos y con una profunda tristeza en la mirada. “Vayan a festejar a sus casas. Hoy es Navidad”, les dijo el padre en su inocencia. “No tenemos casa ni familia. No tenemos nada que festejar” le contestó ese coro de ángeles de barro con el diablo al acecho. El padre fue al almacén de una amiga. Algo pagó, algo pidió fiado y terminaron todos alrededor de una mesa colorida y nutritiva con pollo, gaseosas y turrones. Fue una navidad inolvidable. Un día de nacimiento."

Esta es parte de la columna que hizo hoy el periodista Alfredo Leuco, en Radio Continental, Argentina.
¡Vale la pena!
-----------
También se puede entrar a www.obradelpadrecajade.org.ar

martes, septiembre 29, 2009

Mi Congregación



Un comentario al post anterior, de Fernando, me parece que merece esta entrada.

El carisma de nuestra congregación –Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús- es ’La Reparación al Corazón de Jesús’, que se podría describir así: Anunciar a todas las personas la alegría de la certeza de que estamos salvados; Jesús asumió todo mal que tengamos los hombres y lo reparó él mismo. Se trata ahora de que cada uno lo aceptemos.
Y este carisma lo trasmitimos las hermanas en dos vertientes: La adoración a Cristo en la Eucaristía –nosotras adoramos, pero sobre todo invitamos a todos a que adoren- y lo que llamamos ‘la educación en la fe’, que abarca un espectro muy amplio, desde los colegios hasta cualquier tipo de promoción social que colabore con que la persona sea reconocida en su dignidad deseada por su Creador.
Por eso, en nuestras casas tenemos siempre una iglesia -en lo posible con puerta a la calle- con tiempos fijos de exposición de Jesús a la adoración de todos, y distintas obras apostólicas: colegios, casas de espiritualidad –para acoger gente en retiros, grupos de oración, espiritualidad, solidarios y de promoción humana-, inserción en los barrios, ayuda en las parroquias, talleres y cursos de educación no formal, apoyo escolar, y ahora también, sobre todo en Africa, dispensarios y salas de salud.
No estoy segura de estar nombrando todas, pero en lo que puse se nota la amplitud de actividades.
También hay hermanas que se dedican a pastoral carcelaria, a medios de comunicación –este blog también intenta tener ese mensaje detrás-, y tantas cosas más.
Todo esto, por supuesto, tratando de entregar, en lo apostólico además de en nuestro propio ser, nuestro carisma reparador.

sábado, septiembre 26, 2009

Sigo con la vida diaria

Ahora, que viene el tiempo lindo, hay más movimiento en la casa de Espiritualidad. Sobre todo los fines de semana, vienen tandas para retiros, encuentros, jornadas y demás. Así que tendremos -gracias a Dios, porque para eso estamos- un poco más de trabajo.
Además, durante las dos semanas que vienen, vuelvo a dar un cursito de caracterología.
Pienso que, igual, algún rato habrá para visitar blogs y agregar algo a esto.

jueves, septiembre 24, 2009

Lo de cada día.

Cada vez estoy más convencida de lo que valen –muchísimo- las cotidianidades, las cosas pequeñas de cada día. Lo que pasa que no son fáciles de contar:
-¿Qué hiciste hoy?
-¡Nada!, lo de todos los días
( y ¡vaya si hicimos cosas!)
Por eso mi blog está con pocas entradas.

martes, septiembre 22, 2009

Consulta técnica









Si abro un blog nuevo, y en la 'configuración' acepto que figure en las listas de blogger, y que los buscadores lo encuentren en sus búsquedas, ¿hay que hacer algo más para que esto suceda?
O dicho de otro modo:
¿Por qué puede suceder que un buscador no muestre lo publicado en un blog?

sábado, septiembre 19, 2009

celular inoportuno



En la Misa de hoy, estábamos en plena consagración, cuando empezó a sonar –con timbre de teléfono y bien fuerte- el celular de mi vecina. ¡Pueden imaginarse el apuro que se llevó!
Pero mi comentario o reflexión viene, más que por la anécdota en sí, porque enseguida hubo quien se dio vuelta más de una vez con cara de escándalo; lo que, como es lógico, hizo que la dueña del aparato, más nerviosa aún, tardara más en lograr apagarlo.
Digo: Somos raros. Indudablemente no es algo que sea malo o bueno –quedó bien claro que la señora se olvidó de apagarlo antes de entrar-, sino que sucedió; y nos escandaliza muchísimo. En cambio otras, cosas que sí tienen un valor moral negativo, las dejamos pasar con total tranquilidad, sin que se nos mueva un pelo.

martes, septiembre 15, 2009

Alegrón


Juan Martín Del Potro
Edad: 20 años
Argentino, de Tandil - Pcia.Buenos Aires.
Ganador del Abierto de Tenis de los Estados Unidos, 2009.

viernes, septiembre 11, 2009

sobre la riqueza

"Rico no es el que tiene más, sino el que necesita menos. Como no es más sano el que dispone de más remedios sino el que no necesita ninguno"
Mamerto Menapace

miércoles, septiembre 09, 2009

Pregunta con fondo

¿Le habrán pedido algún autógrafo -o, en todo caso, muchos- en su vida a Gandhi, Jean Vanier, René Favaloro o Teresa de Calcuta?
¿A quién le pediría yo, un autógrafo? ¿Y vos?

domingo, septiembre 06, 2009

De corazones y tesoros...




Siguiendo un poco el tema del domingo pasado, lo del tesoro y el corazón.
Me refiero sobre todo a la nota.
En mi imaginación repasaba lo que a veces resulta un largo recorrido.
Al principio, todo está como unificado: el entusiasmo, la cabeza, los sentimientos todos, el cuerpo mismo va solo directo al fin; no cabe duda dónde está el corazón. Pero cuando el viaje se hace largo –se está lejos del comienzo, y todavía no se ve la meta- ya la cosa se pone distinta; pareciera que no hay entusiasmo, la cabeza –si todavía la manejamos- está en otra cosa o hasta puede parecer vacía, los sentimientos… a veces hasta te juegan en contra…
Pero, pensaba, ¿dónde está entonces el corazón?...
¡Hacia donde están yendo los pies!, sin dudar de nuevo.
Si los pies, aunque sea ya sin todo lo demás, siguen todavía caminando -paso a paso- con dirección del mismo fin, no hay duda, de que el corazón está allí.
Si se paran definitivamente, o se desvían…
Pero si siguen en dirección a la meta ¡no dudemos que es con el corazón!

Me daba cuenta que a veces nos desanimamos porque parece que se nos apagó el entusiasmo; o no estamos exultantes como al principio... o creemos que ya no estamos poniendo el corazón...