miércoles, noviembre 30, 2011

¿Conocés al Padre Chifri?

Murió la semana pasada. Traté de buscar un video que cuente su historia, pero -con sólo poner 'Chifri'- hay mucho en Youtube y no se puede poner todo.
Tal vez éste puede servir para seguir viendo los demás de a poco. Hay entrevistas en que cuenta su historia, y videos que muestran su obra en los cerros de Salta.



Y también hay una página: fundacionalfarcito.org.ar
Es verdad que a lo largo del mundo tenemos muchos como él; yo he conocido algunos cuando estuve en Añatuya - Santiago del Estero.
Pero siempre es muy lindo conocer un poquito más de cerca a alguno.
Porque nos animan a vivir y a ser agradecidos.
_____________
Para el video, clickeando sobre él agrandás la pantalla y lo ves entero.

lunes, noviembre 28, 2011

A ver si puedo











A ver si lo puedo explicar:
Estaba pensando en algunas dificultades, errores, e incluso pecados –propios y ajenos- que tenemos a lo largo de la vida, y sin quererlo pasé a darme cuenta que a veces nos detenemos demasiado en ello. Si miramos más el todo vemos que sin embargo el edificio que se va construyendo es sólido, valioso y bello.
Es que detrás hay un ‘Arquitecto’ que sabe.
Pero fui más allá.
Esta imagen del edificio tiene su parte de verdad pero deja un fondo muy duro. La grandeza del todo resulta del conjunto pero también de la fijación de las pequeñas partes.
Y allí tuve que dar un salto.
La imagen ideal no es un edificio sino un paisaje.
¿Hay algo más bello y armónico que un lindo paisaje? Y en este caso, sus partes no están fijas o presas: Hay muchísima vida y –también, por supuesto- errores, daños, restos de lo que fue y ya no es.
Así y todo resulta la belleza.

Dios es mucho más que un gran arquitecto.
Y es él quien asegura la belleza final.
Total y final, sin prescindir de nuestra propia vida y libertad.

martes, noviembre 08, 2011

No sé qué decir...

Aquí, como también en el Uruguay, no es raro ver personas de diferente edad, sexo o condición social, llevando a la vista, colgado al cuello, un rosario. Tal vez antes también lo llevábamos pero no lo mostrábamos.
Ha llegado la primavera y, con ella, los nuevos arreglos en las vidrieras de los negocios.
Me ha llamado la atención que en dos casas de venta de ropa buena los manequíes también, como complemento, tienen sus rosarios en el cuello.
Por supuesto que no son de los comunes sino que hacen perfecto juego con el resto del atuendo.
¿Los han visto?