martes, enero 26, 2010

Tiempos de partida

Hace ya varios días que estoy viviendo, interiormente, en un clima profundo y suave de agradecimiento, por estos algo más de dos años y medio vividos en Montevideo – Uruguay.

Mirando para atrás, por un lado, pasaron varias cosas bien fuertes: enfermedades y muertes de seres queridos, dolores grandes en nuestra familia religiosa; pero hoy, de verdad, sobre todo tengo que agradecer este tiempo vivido con los uruguayos.

Los que conocí, que hoy son mis amigos -y que supongo, porque no creo que sea yo la que tenga una suerte especial, deben ser representativos de ‘los uruguayos’- tienen algo muy especial: son sencillos, llanos, entrañables, sensibles, profundos, comprometidos, y también vulnerables. Sobre todo, ‘muy personas’; y ojalá se entienda lo que quiero decir porque es mucho.

lunes, enero 25, 2010

El Papa y los blogs.

Sólo leí por encima su comentario -tendré que hacerlo con más tiempo-, lo trae la Nación, pero ya el título me gustó (je, je). De todos modos, no es la primera vez que lo dice; sí me parece que esta vez fue con más énfasis.
Por lo que vi, también hace recomendaciones muy pertinentes.
Es muy lindo su mensaje para el día de las comunicaciones sociales. Y, como siempre, con algunos párrafos muy sabrosos.
Si tienen un ratito, no se lo pierdan. Si bien va dirigido a los sacerdotes -estamos en pleno año sacerdotal- es para todos, sobre todos los católicos.

Esta vez no pudo ser


Los argentinos -incluido Del Potro- se quedaron en el camino en el Abierto de Australia.
Esta entrada es para que no parezca que sólo escribo cuando ganan. Es que no pude ver ningún partido, aunque por supuesto estuve pendiente. En todo caso, sí que me hubiese hecho un espacio, seguro, si avanzaban en las rondas, pero no fue así.
Paciencia. El tenis es muy difícil; sobre todo muy complejo. A Delpo le tocaron tres partidos muy duros y muy largos; y no aguantó.
Otra vez será; y de todo se aprende. Los campeones se hacen así: con triunfos y también con derrotas.

miércoles, enero 20, 2010

Benedicto XVI bendice la estatua de una santa española

Benedicto XVI bendice la estatua de una santa española
Rafaela María, la fundadora de nuestra congregación, tenía un verdadero amor por la Iglesia.
O sea que es significativo que su estatua esté en San Pedro.
Y para nosotras, sus hijas, es también un fuerte compromiso de fidelidad.

martes, enero 19, 2010

De vuelta en Montevideo

De vuelta en el Uruguay.
Tuvimos reuniones, y después me fui unos días al campo. Precioso.
Luego, unos días de nuevo en Buenos Aires para aprender algo de mi nueva tarea -tenemos un comedor para personas que viven en la calle- con la hermana a quien reemplazo.
Total que recién volví antes de ayer, y me quedo hasta final de mes que será la vuelta definitiva.