domingo, agosto 30, 2009

Reflexión del domingo

¿Cuál es nuestro tesoro?
Porque donde está nuestro tesoro allí está nuestro corazón (Mt.6,21).
Y a veces -¡tantas veces!- nos quedamos pegados en cosas tan sin importancia, tan triviales...

¿Revisamos alguna vez dónde está realmente nuestro corazón?
-----------
Ojo, que corazón no quiere decir 'sensiblería', ni siquiera emoción: Corazón como 'centro', como lo que nos mueve más profunda y totalmente.

5 comentarios:

Cecilia dijo...

El amor es mi norte, mi centro.

Alicia dijo...

"Allí dónde "Está"... No dice donde creés o pensás. Es un verbo activo. Está allí. Reconocerlo con mi "ser" entero.
Mi tesoro está tan cerca y a veces parece que no brilla, y sigue siendo mi tesoro.
Mirarlo con ojos nuevos cada día, es mi desafío.
¡Gracias Josefina!
Me voy a la plaza a patinar con los míos!!!

Juan Ignacio dijo...

Bien viene la reflexión.

Y aprovecharé para dejar un poema de José Miguel Ibáñez Langlois que estuve leyendo hace poco:

Entre el humo y la música de un largo atardecer
después de hablar de espíritus y muertos y fantasmas
Dios existe, dijo alguien, y otro: yo soy ateo.
Un tercero: ¿Dios? es el misterio de la historia
y una dama: es el oscuro fondo del universo.
Dijeron. No dijeron. Se produjo un silencio
como si Dios callara detrás de las paredes.
Al cabo de los años golpearon a la puerta:
la cena está servida, dijo un mozo de blanco
como si fuera un ángel del Apocalipsis.
En la cena se habló de animales marinos,
de las flores que crecen en los cementerios.
Alguien dijo que Dios era el fondo de uno mismo,
otro dijo que Dios era la revolución.
Nadie dijo que Dios era su blando vientre,
su sexo, sus primores, sus cuentas en el banco.
Entre el humo y la música de un largo anochecer
se produjo un silencio, como si Dios callara
detrás de las paredes, y al cabo de los siglos...

maria jesus dijo...

Para mi la cosa está en no olvidarnos momentaneamente de donde lo tenemos, porque rato a rato ....

derechofamilia-páginas libres dijo...

El corazón es dnde están los sentimientos, yo creo que el espíritu es lo que mueve el amor, la emosión por la belleza de la creación, la sonrisa de un niño, el trinar de los pajaritos, y todo lo bello es el tesoro regalo de Dios.