domingo, octubre 02, 2005

Teresita del Niño Jesús

Por ser hoy su día, me gustaría poner algo sobre ella...
Viví en Europa desde los veinte a veinticuatro años, y siempre digo que me volví "existencialista". Me refiero más bien al modo de pensar la vida y el mundo. Creo que tomé conciencia -tal vez por la edad y la vida dura- de la paradoja que existe en nuestro ser personal: algo tan grande -con vocación infinita- y al mismo tiempo tan pequeño. Me parece que esto también se debía al clima que persistía en España, en esos años "setenta", de tristeza propia de post-guerra.
Llegué de nuevo a Buenos Aires, y me encontré con Teresita del Niño Jesús (Leí sus Manuscritos Autobiográficos). La verdad que me transformó la vida, ya que me pareció que esa mujer -aparentemente una muchacha provinciana, débil, monja de clausura, y con un estilo francés bastante barroco- tenía la respuesta:
Teresita sí se sabía "hija", hija del Padre; y por lo tanto en ella se encontraban -ahora sí, con toda comodidad- juntos "la pequeñez" y "el señorío"... Sin angustias, sino, al contrario, con alegría profunda y verdadera. Dueña del mundo porque hija del Padre, Señor de Cielos y tierra.
.......
Con el tiempo, la conocí a Rafaela María. Andaluza, y religiosa -fundadora, y también santa- de vida apostólica. Y sentí que Rafaela me marcaba, en su también profunda alegría y señorío, en la vida apostólica, el mismo camino que me abrió Teresita.
¡Muchas gracias Teresita! y Rafaela!

2 comentarios:

finitud dijo...

Veo que ya te mandaron un "spam comment". Decime si necesitás ayuda para sacarlo. Muchos saludos!

hna josefina dijo...

Gracias! Como no entiendo inglés no me dí cuenta que era spam hasta que me metí en la página. Lo tiré a la basura.
Hasta la próxima!