jueves, agosto 10, 2006

Incoherencias del Hoy y Aquí.

No me explico cómo puede ser:
En un momento en que se tiene tanto miedo a lo "definitivo", al "para siempre", al "compromiso total"...:
Se promueven decisiones tan irreversibles como: El aborto y la ligazón de trompas, la esterilización quirúrgica.

Desde hace tiempo me eriza pensar que sucede lo mismo con los tatuajes (cuando sean viejos, o gordos, o menos jóvenes ¿les gustará tenerlos?); pero esto ya es mucho más grave. NO se puede pegar la vuelta; o en todo caso, es muy difícil y doloroso.
Es muy fácil hablar, decir, aconsejar... y mañana, ¿por qué no?, podés cambiar.
Pero los que siguieron tu consejo... ¡Ya no se puede dar marcha atrás!

4 comentarios:

Jose Menchon dijo...

Lo malo de los tatuajes es que te tatuas un gatito y con el tiempo acaba siendo un tigre fofo y desteñido....

Alemama dijo...

Sólo que el tatuaje puede llegar a ser sólo feo y es reversible en algunos casos, pero el aborto y otra yerbas es irremediablemente malo contra terceros y ¡no hay láser que te devuelva la vida!
Cariños chilenos :)

Juan Ignacio dijo...

Nos tratamos como a animalitos...

hna josefina dijo...

Con estos razonamientos intento mostrar que no es un problema de "convicciones arbitrarias", sino que estas propuestas realmente hacen mal: a terceros, pero también, indudablemente, al mismo que lo practica.
O sea, "convicciones" convalidadas por la vida.