miércoles, agosto 02, 2006

acerca de lecturas

Este último tiempo estoy leyendo un libro, editado por nuestra Congregación, sobre la historia de su misión en el Japón. Escrito por una hermana japonesa, hacen ya varios años, pero recién pasado al español desde una anterior traducción inglesa.
Me encanta leer, y me hacen bien, este tipo de cosas, y en especial éste tema, porque:
- Es historia de nuestro propio Instituto e, incluso, conocí alguna hermana de las que se cuenta.
- Miembro del primer grupo fundador, hay una hermana argentina con mucho protagonismo, lo que lo hace más cercano todavía.
- Una hermana de mi padre, fue misionera –aunque de otra Congregación- en ese país y en esa época.
Las Esclavas llegan a Japón poco antes de la segunda guerra mundial. O sea que ésta las encuentra establecidas sí, pero todavía en un estado muy provisorio; por lo que resulta más duro aún todo ese sufrimiento.
Varias veces me encuentro pensando: "¡qué ganas de poner esto, o aquello, en el blog!”. Pero no es fácil porque tendría que aclarar los contextos y copiar trozos muy largos... Tal vez encuentre, todavía, alguno apropiado.
De todos modos sí quisiera, aunque sea, compartir algunas impresiones:
· ¡Qué dura, e inhumana, fue, es y será siempre, todo tipo de guerra! Y pensar que en ese aspecto parece que no hemos avanzado nada... o más bien ¡al contrario! (Y hoy... ¡Cómo estamos!)
· ¡Qué capacidad, sin embargo, tenemos las personas, de poder sobrellevar tanto dolor, y aún con la posibilidad –no pocas veces- de transformarlo en mayor vida!
· ¡Qué pena que las experiencias de algunos, no puedan servir a los otros para no volver a tropezar con la misma piedra! (Cfr. Milkus)

Pero también: ¡Qué verdad es que en la vida –siempre- lo que importa es el amor! Y esto, aunque muchas veces requiera hasta heroísmo, es lo que encuentro en este libro, y en tantas otras experiencias comunes de personas tan sufridas.

¡Ah!: El libro sí que cuenta cosas duras... pero ¡a mí me deja mucha alegría!

6 comentarios:

Alemama dijo...

¿Cuántas vocaciones ha habido en tu familia? Bonita familia la de Uds.
Te hecho de menos. Pocas visitas, mucho viaje, lecturas, trabajo de seguro....a ver si sacas un ratito para los amigos :)

hna josefina dijo...

De vocaciones sacerdotales o a la vida consagrada en la familia: Curas, sólo primo segundo. Una hermana de mi padre, Franciscana Misionera de María (murió en Japón), y una de mi madre no pudo ser Esclava por mala salud. Pareciera que yo le tomé la posta. De los hermanos -que fuimos 13-, también dos consagradas y yo monja. En la siguiente generación por ahora no hay ninguna.

Juan Ignacio dijo...

¡Japón!

Debe haber cosas muy interesantes para poner...

Aparte: cuando ponés Confr. es como el Cfr. que ponen en los documentos del Vaticano. ¿Qué es lo que quiere decir exactamente?

Saludos.

hna josefina dijo...

Sí, Cfr. Lo corregiré.
Confrontar (confer) con algún otro texto. No te lleva a una cita textual, sino a otro lugar que te interesa relacionar, poner en espejo, o algo así.
La explicación es algo berreta porque es mía. Alguien te lo sabrá decir de un modo más científico.

Anónimo dijo...

JHs
HOla !¿Es labranza en Oriente?
Si es ese libro es lo primero que me dio, la hna. Elena Garat aci para leer..., obvio junto con Un sol para mi pueblo...
Va un abrazo,
A mi ese libro me encantó....
Vivian

Semilla dijo...

Guau! bueno, esto confirma que es re importante la familia, en cuanto a como vivimos nuestra fe, no? Espero que más adelante nos cuentes un poco más de ese libro, que se nota es muuuyyy interesante ;D Cariños