jueves, enero 25, 2007

¿Qué belleza salvará al mundo?

Ojeando un libro nuevo del Card. Carlo M. Martini -“Invitación a la belleza”, Lumen- me encantó un párrafo. Tomado de una carta pastoral suya (1999) en que, citando “El idiota” de Dostoevskij, se hace esta pregunta.

“Siento que todavía hoy la pregunta acerca de esta belleza nos estimula con fuerza: “Qué belleza salvará al mundo?”. No basta con deplorar y denunciar las inmundicias de nuestro mundo. Ni siquiera basta, para nuestra época desencantada, hablar de justicia, de deberes, de bien común, de programas pastorales, de exigencias evangélicas. Es preciso hablar con un corazón cargado de amor compasivo, experimentando aquella caridad que se brinda con alegría y suscita entusiasmo. Hace falta irradiar la belleza de lo que es verdadero y justo en la vida, porque sólo esta belleza arrebata los corazones y los dirige a Dios. Es necesario, en suma, hacer entender lo que Pedro había comprendido frente a Jesús transfigurado (“Señor, ¡qué agradable es estar aquí!” Mt.14,4) y que Pablo, citando a Isaías (52,7), sentía frente a la tarea de anunciar el Evangelio (“¡Qué bellos son los pies de los que anuncian el bien!”: Rm 10, 15).”

6 comentarios:

Milkus Maximus dijo...

Sta. Teresa de Calcuta decía algo así como que " ... más vale encender una luz, que maldecir la obscuridad".
Entiendo que la faceta "profetica" de nuestra vocación deba hacerse presente en medio de tanta injusticia, y que sea justo y necesario denunciarlas, y desenmascarar tanta mentira; pero aú los profetas tenían, como fundamento y fuente de su misión, una experiencia concreta y personal de Dios, de esa "belleza" de la que hablás.
Y creo que los cristianos, si no queremos ser unos meros "asistentes sociales", debemos tener en claro que nuestro cristianismo, o será místico, o no será.

Rogelio I. Rodriguez dijo...

Tiene toda la razon hermana: hace falta anunciar de corazon. De otra manera somos solo campana que resuena...

Asi mismo de corazón inicio un blog que se trata de una novela catolica en internet, que tiene como fin evangelizar, dar el kerygma.

Le invito a visitar la pagina y darme su opinión al respecto.

http://algodeti.wordpress.com

Saludos.

María dijo...

HERMANA JOSE!!! DE NUEVO YO, MARÍA, DESDE COLOMBIA...Y COMO DICE MILKUS:o será místico, o no será...ES SIMPLE...EXCEDERNOS!!! COMO LO HICIERON LOS MÍSTICOS...EXCEDÁMONOS EN AMOR POR LA BELLEZA QUE HA CAUTIVADO NUESTRAS VIDAS!!!...EL MUNDO NECESITA DE GENTE QUE SE EXCEDA PERO NO EN CONSUMISMO Y VANALIDADES...EXCEDERNOS EN JESÚS!!!

Marina dijo...

Hola, Josefina, cómo estás? Es muy verdad eso de la Belleza. En algún lugar, que parece nos cuesta encontrar y aplicar en lo concreto, debe estar todo lo bueno junto: amor, bien, verdad, placer, sabiduría, belleza, alegría...Un abrazo en Jesús.

Aeronauta dijo...

Saludos hermana Jo.
Respecto al tema, creo que no es algo menor tratar de que haya lugares de culto bellos. ¡Lo mejor que podamos! sin citaterías con el Señor.
Mientras más pobre es una población, más bello debiera ser todo lo relacionado con la liturgia y con las construcciones. Levanta el espíritu, y aunque sea lo único hermoso de que dispongan, será algo que los lleve de algún modo a disfrutar un rayo de la gloria anticipadamente.

Besos.

Marina dijo...

Hermana, buenasssss...me preguntabas en mi blog si yo era la misma Marina que posteaba en el tuyo. Entiendo que sí ;-) aunque uno nunca sabe...al principio de todo firmaba como Franca pero después, usé la misma cuenta de mail para unos blogs del trabajo y quería que apareciera mi nombre, entonces empecé a firmar como Marina...espero haber aclarado más que oscurecido ;-). Un abrazo en Jesús.