sábado, marzo 03, 2007

Macanudo



Liniers

2 comentarios:

Rodríguez dijo...

No hay nada como no saber apreciar el presente para conseguir la ansiedad del futuro. Y cuando el futuro llega como no se sabe apreciar el presente se sigue ansiando lo venidero y así nunca estamos en paz.

María Lago Aci dijo...

Que Dios nos dé la gracia del "carpe diem", o bien del "smell the flowers" cuando nos agarra la ansiedad porque lo lindo se acaba. Y entonces no se acaba. Gracias Fellini, Enriqueta y gracias Josefina
María Lago