lunes, agosto 25, 2008

Cañas o Del Potro.



En la primera ronda del Abierto de Estados Unidos -tenis- les ha tocado jugar uno contra el otro.
Cañas -a pura garra, muchísimo trabajo y también muy buen juego- ha conseguido mantenerse todavía entre los tenistas vigentes.
Del Potro, recién empieza y está jugando regio, por lo que nos da a los argentinos mucha alegría y esperanza.

Es verdad que es un juego pero, de todos modos, una lástima que deba quedar uno solo.
------------------
Nota: Por supuesto que estuve pendiente de las olimpíadas. Una vez terminadas, lo que más me gustó fue Curuchet... también todos los demás.

5 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Coincido con usted Hermana, Curuchet un ejemplo de humildad y tesón.
Un gusto visitarla.
Alicia

Juan Ignacio dijo...

No lo tenía a blogborrador comentando las instancias deportivas...

ALMA dijo...

Hermana, yo tengo una formación donde las religiosas nunca comentarian sobre deportes, sobre cine, sobre libros, sobre humor... al leerla me sorprende gratamente!!!

hna josefina dijo...

Juan Ignacio, creo que no es la primera vez que lo hago. Además, en este caso, es un ejemplo que puede servir para pensar otras cosas que no son el deporte.
Por otro lado -también a vos Alma- me encanta el deporte. Si tengo algún rato es lo que trato de ver, o cosas de política. Y no soy un bicho raro en mi congregación: En esta casa, para ver la final del futbol en los olímpicos, nos levantamos 3 hermanas de 8 que estábamos. Para el basquet ya eran dos noches seguidas, así que no.
Si no comento mucho el tema es porque se pone muy 'partidario'; y eso sí que no me atrae ni me parece para "hermanas" que tenemos que serlo de todos (los de River y los de Boca, je, je. Aunque soy de Boca).
¡Ah! Para contar el final: ganó Del Potro. No lo vimos entero porque se hacía muy tarde, pero fue un buen partido.

Juan Ignacio dijo...

Buena elección.
(Me refiero al cuadro de tu simpatía).