martes, mayo 19, 2009

Matar un ruiseñor


Nunca la había visto.
Recuerdo lo renombrada que fue en su momento.
Una película viejísima, con Gregory Peck y unos niños que trabajan regio sobre todo la chiquita.
Me gustó muchísimo. El argumento, que no deja de tener muchos matices, la fotografía, la actuación como dije antes, y -además, en la copia que vi, muy buena por cierto- hasta el doblaje estaba muy bien hecho.
La vi en Internet, por lo que tuve que practicar la paciencia ya que se me paraba constantemente porque no baja lo suficientemente rápido si uno lo mira en horas pico. Pero me pareció que la película valía la incomodidad. Sigue vigente.

4 comentarios:

maria jesus dijo...

Una pelicula preciosa. El libro es estupendo tambien. Yo lo releo de vez en cuando.

La vi de soltera y se me quedó grabado aquello de "si no lo hubiera defendido no hubiera podido enseñarte lo que esta bien y lo que esta mal", lo he intentado llevar a cabo en la educación de mis hijos.

Un abrazo

Juan Ignacio dijo...

Anotado.

hjg dijo...

Yo también la conocí hace poco.
No sé muy bien qué es lo que tiene, el argumento no me parece gran cosa. Pero tiene algo, sin dudas, que la hace difícil de olvidar. Quizás el ambiente (lugar y época), y sobre todo la niña ("Scout") y su interacción con Gregory Peck (curiosidad: ¿sabías que los dos se hicieron muy amigos durante la filmación y mantuvieron la relación toda la vida?)

hna josefina dijo...

Tenés razón Hernán que el argumento es muy sencillo, pero creo que tiene valores y matices muy lindos y profundos cosa que hoy no se da tanto en el cine.
Y la actuación de la chiquita es buenísima. Y las fotos me gustaron muchísimo.
Me encantaría encontrar el libro en algún lado.