sábado, diciembre 03, 2005

Donante presunto

Sobre lo que escribe Juan Ignacio: ¡Qué impresionante el comentario de Hache!
Confieso que soy de las que no aceptará la propuesta, porque no estoy para nada segura del cumplimiento ético -y ni siquiera de la formación idónea- por parte de los que les toque actuar en el momento concreto. Cada vez encuentro más noticias sobre casos explícitos de manipulación. Y, personalmente, creo que el descuidar esta parte (creer que todo se hará perfectamente discernido) es "poner en ocasión"; y por lo tanto responsabilidad del donante.
Cada vez estoy más convencida -aunque soy una real partidaria del progreso- que estamos viviendo una época de enorme desproporción entre los adelantos técnicos y el gran "parate", incluso retroceso, de la reflexión filosófica, antropológica, u honesta investigación profunda y seria, de los caminos que se van haciendo.
Me pregunto: ¿Estamos investigando con la misma intensidad el límite entre la vida y la muerte, a como lo hacemos con los medios de transplante? ¿Estamos tratando de pesar, honestamente, cómo afectará a cada persona concreta esta ‘espontaneidad’ en las relaciones sexuales, además de ir solucionando, externamente, algunas –y sólo algunas de sus muchas- consecuencias como puede ser el Sida?
Creo que nos hacemos preguntas muy importantes y serias en algunos ámbitos; pero, a la vez, no nos preguntamos nada, sobre temas que suelen ser complementarios.
A ver si me explico: Es como si, al presentársenos las opciones, exploramos muy a fondo hasta dónde me lleva un solo camino; y descartamos de plano todos los otros, sin siquiera importarnos si son más conducentes, nos llevan mejor al fin, o –lo que es peor, y sucede más de una vez- son los únicos que nos llevan a la meta.
A veces nos pasa lo de Carolo, el caracol de Macanudo, ¡no sabemos cuál es la meta!.

5 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Parece como que todo lo que se puede, vale.

Aeronauta dijo...

Te dejé este comentario en mi sitio, a ver si se armara un buen aporte de ideas, de esas que te gustan :) pero también te lo dejo acá para que sepas que te visto con asiduidad. No tiene relación , supongo ,con lo posteado acá, pues no he leído a Juan Ignacio, pero ¡para allá voy!
-----------------------------------------
La verdad es que así es ¿quién podría negarlo, no?, pero acá dan ideas muy prácticas de cómo no esconderse y que se note, en cosas que "no se usan", lo que llevamos dentro.

Todo el mundo hace y dice lo que se le ocurre, ¡con un desparpajo! y uno se corta aunque blasfemen a su alrededor.

Creo que ambas cosas,las Obras de Misericordia y que cosas como estos "detalles accesorios" son muy importantes ambos, pues si lo piensas --a Dios gracias-- hay muchas personas buenísimas que no creen en Dios y son solidarios, ¡mejor que nosotros muchas veces, que la bondad no tiene dueños! pero en cristiano eso es caridad y se lo deseamos de todo corazón, y la diferencia la hace, creo yo, que unos lo hacen por amor a Dios y no mero altruísmo, por maravilloso y necesario que sea.

¿Te parece? Dejo abierto el foro, pues el post es copia de otro sitio, lo encontré interesante y no le cambié nada, por eso puse el enlace :)
Saludos también a tí.

Aeronauta dijo...

Leí lo de Juan Ignacio: interesante. Yo pienso como tú.
¡Hasta otro día! :)

Erszebet dijo...

buenas. casi al blog x el link de otro blog que a su vez salio de otro blog (tipico camino), y me gusto! :)

por lo de los caminos... si, a mi tambien me parece q nos especializamos mucho en un tema (o camino) y dejamos los otros sin estudiar/analizar. lindo lio se arma despues cuando o no era el mejor camino o queremos comprar caminos con otras personas q analizaron otros caminos (porque nos olvidamos de las partes bascias).

en fin, un saludo y pasare por aqui (si no es molestia!

hna josefina dijo...

¡Bienvenida erszebet! Pasé por uno de los tuyos, el de las muelas... ¡Valiente! Ya volveré con tiempo.
¡Saludos!