jueves, diciembre 08, 2005

Fiesta de la Inmaculada

Esta mañana, para festejar el día, fuimos a Misa a Luján. Nos llevó -nosotras éramos tres- uno de los hermanos de Mary (Esclava que vive en Sunchales, pero está en Buenos Aires estos días).
¡Precioso!
¡Lleno de peregrinos! Algunos, como nosotros, de lo más fresquitos y descansados; y otros, agotados pero felices porque llegaban caminando desde lejos.
¡Fue un regalo de Dios!
Una piensa regalarle a María... pero, por fin, es Ella la que nos llena de regalos a nosotros ¿vieron?
¡Y no saben cuánto me acordé de todos ustedes!

1 comentario:

Alemama dijo...

Gracias por recordarnos.Te he extrañado. ¿Mucho trabajo de fin de año?
Un saludo de Ale.