jueves, enero 26, 2006

Dios es amor - Deus caritas est

Empecé a leer la Encíclica.¡Me encanta!
Como una brisa de aire fresco...
Confieso que, con tantos comentarios y anuncios previos, tenía miedo de que después desilusionara. Al contrario: me gustó mucho más de lo que esperaba. No sólo por 'lo que dice', sino por 'cómo lo dice'.
Pero, como digo al principio, recién voy por la mitad. Y la mitad de una primera lectura, de corrido... Después hay que volver a verla, de a poquito... saborearla... rezarla...
¡Se las recomiendo!
Creo que les va a gustar.

6 comentarios:

Ecazes dijo...

Realmente...
es para leerla varias veces, y disfrutarla todas las veces.

isladetera dijo...

Acabo de encontrar este blog y me pregunto por qué no lo he hecho antes.
Ciertamente la encíclica es un regalo de Dios, pero aun tengo que meditarla muuuucho. Para quien no la haya leído está aquí>> Dios es amor!!! Perdón por la confianza.
Un saludo desde el otro lado del océano. Raquel

hna josefina dijo...

¡Bienvenida Raquel!
Ayer estuve visitando tu blog.
¡Gracias por el link!
(entre paréntesis: ¿cómo se linkea en los comentarios?)
¡Hasta la próxima!

Cristián Ahumada dijo...

Me he encontrado gracias a una página amiga con su blog, y ahora veo la belleza de lo simple, yo también la he leido, desde los ojos del teólogo, la he comentado, pero ud. le pone corazón.

Gracias por su comentario.

hna josefina dijo...

Cristian: También ayer o antes de ayer estuve visitando tu blog. Y me gustó mucho tu página web personal.
¡Gracias por la visita!

Marta Salazar dijo...

a mí también me encanta... la leo y releo y siempre puedo encontrar algo nuevo...