jueves, enero 19, 2006

Repaso personal...

Cuando era jovencita, recién salida del colegio, mi deseo profundo era aprender a vivir; y mis grandes valores –además de Dios- las otras personas y la realidad entera. Creo que en esto, con los años, no he cambiado nada .

Y por eso decidí, en aquella época, que lo mío era estudiar filosofía.
Más adelante, ya joven adulta, me di cuenta que tal vez fuera mejor estudiar teología.
Con el tiempo fue cambiando mi deseo e inquietud: sólo quise aprender a amar.
Y ahora, que van pasando los años, apunto a algo más: tener corazón misericordioso... Para mí, para cada hermano y, por qué no, para tantas situaciones que vivimos hoy.
....................
Al principio creía en mis estudios; ahora, indudablemente, sé que debo pedírselo a Dios y agradecérselo de antemano.

Nota: No se vayan a creer que me capacité demasiado en algo de todo esto. ¡Apenas una asomadita por cada ámbito! Es sólo por contar dónde fui poniendo mis esperanzas de ‘realización propia’ (¿se dirá así?)y dónde estoy hoy.

5 comentarios:

Maru dijo...

es tan fuerte el amor de Dios, me sostiene fuertemente y me guia en todo, todo se lo entrego, lo bueno y lo malo, no se le puede esconder nada al Padre.

Marina dijo...

Hola, hermana, cómo estás? Lindo leerte, siempre...yo a través de distintas formas de conocimiento de mí misma siempre supe que buscaba sabiduría. Lo que Dios va haciendo con el tiempo y con lo que yo lo dejo trabajarme en el Amor (poquito, lo confieso) es seducirme con LA sabiduría, con saber amar, al menos como anhelo. Y saber amar no excluye ninguna otra sabiduría sobre el mundo, sólo que las reubica y les da un centro de gravedad. SAber, todo lo que pueda, y saber para amar más y mejor, y eso incluye cada vez más lo que decís de la misericordia. Un abrazo y orá por mi padre que el lunes se hace un cateterismo y-tal vez, si es necesario-una angioplastia...

Erszebet dijo...

me gusto mucho... muchisimo. realmente muestra como cuadno sos joven (y pendejx, je) tenes mabiciones demasiado grandes y q realmente no te llenan. finalmente tentendes q esa cosa simple y sencilla era dnd realmente estana ESSSO q necesitabas para estar. lindinsimo. :)

Anónimo dijo...

Me encantó lo que compartís, y espero yo también tener un corazón grande y misericordioso que abarque a todas las personas con las que me encuentre - porque amar a los que están en la "China" siempre fue más fácil "que salir de nuestro propio amor, querer e interés"... Gracias por tu compartir.
Mary ACI

hna josefina dijo...

¡Los comentarios están buenísimos! Siempre pienso que esto del blog tiene mucha riqueza en lo construido entre todos. ¡Muchas gracias a cada una!
¡Saludos!