miércoles, mayo 03, 2006

Visitando blogs

Casi todos los días -si estoy en casa a la nochecita- trato de darme una vuelta por los blogs amigos.
Leo los post y también los comentarios, que a veces son mejores todavía; y, en algunos, dejo también mi comentario.
Pero me he dado cuenta que -no pocas veces-, en aquellos que más me llegan o me hacen pensar, no escribo nada... No encuentro las palabras, o me parece que sobran...
¿Les pasa a ustedes?
----------
En estos casos siento el límite de internet: Si nos viésemos las caras, si nos visitásemos realmente, el gesto o una mirada bastarían. Así, en cambio, no se enteran que estuviste y... tampoco saben cuánto lo gozaste o lo agradecés.

13 comentarios:

B.B. Queen dijo...

verdad. esa parte de la comunicación no verbal queda fuera de internet. esos gestos, guiños, miradas, aromas, hasta los abrazos quedan fuera.
tal vez un "hoy te visité" basta y sobra, nada más.
seguiré por acá, hermana.
saludos.

Embajador en el Infierno dijo...

Pues la verdad es que no. Cuando algo me gusta de verdad simplemente pongo un comentario que dice: "Me gustó de verdad". Como esta entrada de aqui.

A mi lo que me daba rabia es que después de leido se lo llevaba el viento. Por eso ahora cada semana pongo en mi blog una recopilación de los párrafos que mas me han gustado.

XavMP dijo...

Entonces los sitios que más te gustan son los que menos comentás... Voy a ver cuantos comentarios tuyos hay en XavMP. :-)

Fuera de broma a mi me pasa igual. Creo que lo de embajador está bueno.

Juan Ignacio dijo...

Lo que dice Hna. Josefina me pasa muy seguido. Me encanta y no dej comentarios.

A veces pienso que, en mi caso, hay algo de egoísmo. Me gustó, me lo copio, me lo guardo y ¡zácate!¡No fui capaz de agradecer!

Pero a veces cuando no tengo nada más para decir que sólo "¡Gracias!" o "¡Buenísimo!" no lo hago porque pienso que el otro piensa que quizás sólo comento para que él se acuerde mí y venga a leer.

En eso sentido admiro la sinceridad de quienes dicen: "¡Muy bueno tu post! ¡Venite a ver mi blog!"

(Antes me molestaba un poco, ahora me parece bastante sincero; ojo, no siempre es bueno, eso lo sabrá quien lo hace pero quizás hay una falta de atención hacia lo que el otro escribe y le interesa más que lo lean a él).

¡Uh! ¡Qué lío!

Alguito más. Me pasa que es más fácil comentar posts que hablen de temas más triviales que posts que tengan cosas profundas (aunque me interesen mucho los temas profundos).

Salute.

Carito dijo...

Igual que a usted, hay veces que me brillan los ojitos y me gustaría decir mil cosas y me enrredo toda y siento que no fue suficiente y....en fin...se me atropellan las palabras y no digo nada, incluso me pasa cuando quiero escribir algo en mi propio blog, quiero transmitir tantas cosas, creo que la única que consigue "verme" es mi amiga semilla, que me conoce hace casi 10 años y somos como hermanas.
En eso estoy queriendo entregarme, abrirme a los demás con palabras que creen, que den vida, verbo creador....
Un abrazo hermana así nos juntamos un poquito más.

Rodríguez dijo...

A mi me pasa lo mismo, la escribo para felicitarla sinceramente, creo que todos los que la leen deberían contestar este post.

Julieta dijo...

Hay blog buenos... pero hay pocos como este...

Aveces es muy agradable ver un mensajito... da animo..da fuerzas.. una simple palabra puede lograr mucho!!

Maru dijo...

qué linda hermana!!!!

Eleder dijo...

Es muy cierto. Yo, en la mayoría de los blogs que visito, me encuentro indigno para decir nada que aporte algo, por eso simplemente disfruto y callo. Pero me apunto la sugerencia del Embajador :)

Alemama dijo...

Parece que el bla-bla se me da bien. Comento bastante y trato de ir al blog de los demás. Me desconcierta que cuando menos lo espero me encuentro con algo para mí en los blogs donde he comentado y que no he visto por la imposiblilidad de visitarlos cada vez. Además si me interesa un blog, suelo recorrer sus viejos posts y dejar ahí mi huella ¡y dime cuándo lo volverás a ver!

Otra cosa: al menos yo, considero que lo de menos, casi, es lo que se postea...lo medular está en los comentarios que se van dejando y que son más espontáneos y decidores. ¿Cuándo habrá una herramienta en la red para recuperar esos pedazos de uno desperdigados por ahí?

Saludos, Josefina y ojalá tus siencios al pasar por mi sitio no sean por mera desaprobación educada ;)

Cecilia Núñez dijo...

Es muy cierto, pero también me ha pasado que he dejado comentarios o saludos en algunos blogs (muy pocos en realidad), y esa persona no responde nada, igual si me parece muy interesante le vuelvo a dejar un mensajito, y vuelve a no responder nada.......
Encontré tan a tiempo esta reflexión, porque había estado pensando el fin de semana, qué curioso la cantidad de visitas que tiene mi blog diariamente (son promedio 60 o más) y tan pocos comentarios.
¿Qué será?
Saludos Hermana Josefina

hna josefina dijo...

No sé si esto tiene sólo una razón. Me sigue pasando que, aunque me gusten mucho las entradas, y me encanta leer los comentarios, a veces se me hace difícil escribir.
Es que como en el post mismo, no quiero hacerlo sin tener más o menos claro lo que quisiera decir.
(Tampoco tengo claro lo de poner contador de visitas; me parece que me ataría a ver cuántos entran o no.)
¡Gracias todos los comentarios! Siempre los leo con mucho interés. Y me parece que entre todos vamos armando la conversación. Tal vez sea por eso que no tienda a contestarlos. Me parece que son para todos. ¡Enriquecen los post!

Ecazes dijo...

:)