jueves, septiembre 28, 2006

Una tierra para todos


Es el nombre de un documento que, no hace mucho, ha publicado nuestra conferencia episcopal. Lo acabo de leer... y me he dado cuenta que es mucho más que eso: es un tema que tendríamos que tener todos los argentinos de bien–no sólo los cristianos- en el corazón, en el pensamiento... ¡en el lugar donde se guardan nuestros valores importantes!
¿Lo leíste?
Te lo recomiendo, sobre todo por eso: porque es un informe que nos abre a, y nos cuestiona sobre este tema.

10 comentarios:

Frank Nicotine dijo...

Bueno, Hermana Josefina, con todo respeto, eso lo podemos allar en cualquier noticiero nocturno. A veces pienso que a Dios se le estan acabando las ideas...y soy bastante creyente, pero es que francamente. En fin, perdone usted mi total procacidad, aveces me trastabilla el equino...jeje. Un saludillo, y en cuando lo lea no olvide enviarme algunas bendicioncillas, que si bien no soy cat�lico, me agrada recibir bendicioncillas...je. �un saludo!

Semilla dijo...

¡Hola! Primero: Creo que este blog es genial y creo que es... realmente enriquecedor que una persona de fe, que dedica su vida a El, nos ilumine desde su experiencia... una mujer madura y con buen corazón
Segundo: Me quedo con muchos deseos de leer ese libro... ya llegará a Chile, solo espero que no muy caro.
CARIÑOS

tito... dijo...

Aquí hay un resumen.

Ana dijo...

Gracias por visitar mi blog. Vine a leer el post tuyo de mayo, y me estremecí, porque hoy, justo hoy 1 de octubre, hace 30 años que desapareció mi hermano. Coincido también con muchas cosas de las que ponés en tu post de mayo. Un abrazo desde Mdeo.

hna josefina dijo...

Ana ¡Qué cosa! ¿no? Porque podríamos habernos cruzado cualquier día. Hoy me acordé mucho de vos y de tu hermano.
Me encanta Montevideo.

Anónimo dijo...

Hermana:

Sobre el documento episcopal debo decirle algunas cosas:

1. En primer lugar está elaborado en base a los datos aportados por el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, datos bastante parciales y referidos principalmente a zonas improductivas desde la perspectiva agro-pecuaria.

2. En el documento en ningún momento se hace referencia a la carga tributaria (utilizada para solventar al gasto político) y principal causa de la venta de tierras por parte de los pequeños y medianos productores.

3. Los problemas de las comunidades aborígenes atinentes a la titulación de tierras son un problemas meramente locales, y podrían haber sido tratados con mayor efectividad por las provincias eclesiásticas involucradas.

4. Los obispos deberían haber considerado los fracasos estrepitosos de la Reforma Agraria en aquellos países donde fue o está siendo implementada. Por ejemplo el Brasil, donde lo único que se ha logrado es la implementación de grandes villas de emergencia rurales, donde los pobres asentados no viven de su trabajo sino de los subsidios millonarios enviados desde el gobierno central.

5. La concentración de tierras en manos de extranjeros no puede ser calificada como la califica el documento. Esos extranjeros han comprado sus tierras de acuerdo a nuestra Constitución Nacional y a las leyes vigentes. Pagan sus impuestos y en muchos casos generan empleos para los lugareños.

6. Finalmente, los obispos parecen olvidar que una de las principales adjudicatarias de tierras por parte del Estado Nacional ha sido la misma Iglesia. Pedir la revisión de las adjudicaciones es suicida.

Cordiales Saludos.

Rome dijo...

Señor anónimo:

Respecto de sus puntos, me gustaria aclarar algunas cosas (permiso Hna Josefina):

1) El ODS de la UCA no es el mayor aportante de datos al respecto. Como muestra, vale que uno de sus creadores es el Obispo de Oran (Mr. Lugones), conocedor sin necesidad de datos abstractos de la realidad aborigen. Por otro lado, muchos de los datos se han extraido de la gran cantidad de informacion que maneja la comision de pastoral aborigen presidida por Mr. Melani.

2) La mayor cantidad de tierras vendidas y puestas como objeto de discusion son tierras fiscales.

3) Eso es totalmente opinable. Para mi tanto el tema de las tierra aborigenes como de la problematica urbana tiene que tener resoluciuon nacional, mas que nada viendo que muchas gobernaciones son feudos que manejan las tierras y los recursos a su antojo

4) La reforma agriaria es totalmente viable, bien llevada. No como forma de sacrale a unos para darle a otros, sino desde una vision de construccion global en la que todos nos comprometamos con el otro. A veces da la idea de que lo que se niega es la posibilidad de perder "lo nuestro"...

5) El problema no es de los extranjeros. Es nuestro. La compra puede ser legal, pero no es legitima, por mas que este en la constitucion. O vas a decir que el aborto es legitimo si lo ponen en la constitucion? Seamos ecuanimes a la hora de evaluar cada punto.

6) Que sea suicida....la Iglesia puede perder...pero eso es lo que no importa...y lo demuestran estos obispos...

Sds,
Rome

hna josefina dijo...

En todo de acuerdo.
Leí el documento entero -no los apéndices que vienen al final- y, la verdad, que no me quedó para nada, el tema de la reforma agraria, que también lo criticaban en los comentarios de tu blog... ¿Habremos leído el mismo?

Anónimo dijo...

En respuesta a ROME

1. Con relación a los datos empíricos, sin desconocer el conocimiento directo de ciertas situaciones sociales por parte de los obispos involucrados, no dejo de observarle que el mismo documento, en la presentación hecha por Mons. Lugones, señala que los datos técnicos utilizados fueron realizados "con las investigaciones del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Pontificia Universidad Católica Argentina". Este OSD, además de utilizar los datos que surgen del último censo agropecuario, usan datos recabados y analizados por el mismo organismo. Estos datos son parciales, no representativos de la realidad del campo argentino, y si bien no son falsos en sí (son demostrativos de la escandalosa pobreza de algunas regiones del país) no son conclusivos para ser la base de un documento que se refiere a la Argentina en general.

2. Después del tema de las tierras de los aborígenes, la principal preocupación de los obispos es la situación de los pequeños y medianos productores. Hijo de un productor agropecuario mediano, con muchos amigos vinculados a la actividad, le puedo asegurar que le mayor incentivador de los latifundios es la presión fiscal, con una carga general que puede llegar al 50%. Dinero que entra a las cajas del Estado Nacional para solventar el clientelismo político de turno. Sobre este punto vital, los obispos, mutis por el foro.

3. Su observación a este punto es totalmente opinable. No niego que pueda tener usted razón.

4. La reforma agraria, in abstracto, puede ser viable y justa. In concreto, en todos los países donde fue puesta en práctica generó más pobreza, fomentó la lucha de clases, además de encarnizarse con los productores privados en un contexto dialéctico. Chile, Perú, Japón, Bolivia, Hungría, etc. son una muestra palmaria. O la gran reforma agraria de Stalin en Ucrania en la década del 20 que provocó la muerte de millones de campesinos.

5. Celebro su distinción entre legalidad y legitimidad. Me hace sospechar que usted ha leído buena filosofía del derecho. Aceptando gustoso ese distingo, no veo que principio metajurídico, de ortodoxia pública, se esté vulnerando con la venta de tierras a los extranjeros. Con un criterio así, como se podrá justificar la composición de argentina, basada en extranjeros llegados al país. Y no sólo pobres que escapaban del hambre de post-guerra.
El problema es el gigantismo económico, de base filosófica liberal. No la nacionalidad de los propietarios.

6. El punto 6 de mi anterior post era más efectista que otra cosa. Pero no falso. Sería menester que consulte a los registros catastrales para saber cómo se compone el patrimonio inmobiliario de la mayoría de las diócesis (sobre todo las más nuevas) para ver cómo ha sido formado. Patrimonio que se traduce en seminarios, curias, parroquias, colegios, etc. Lo mismo cabría para las congregaciones religiosas.

Finalmente le sugiero, si lee portugués, que acceda al site de la revista catolicismo para hacer un seguimiento de cómo se está llevando adelante la reforma agraria en Brasil.

Saludos cordiales,

PLM

Rome dijo...

Estimado PLM:

1) La ODS de la UCA fue la encargada de REALIZAR los informes tecnicos. Eso es muy distinto a que la base de fatos tecnicos la haya hecho dicho brazo de la universidad. Para ser mas precisos, la informacion mas tecnica la proporcionaron en diferentes medidas la ODS de la UCA, Caritas nacional y la CEPA (Comision de Patoral aborigen). El primero de estos tres organismos fue el que elaboro los informes, no el único proveedor de datos - a su juicio incompletos -

2) La presion fiscal debe existir sobre aquellos que mayores ingresos tienen y el estado debe devolverlo en los que menos tienen. En eso creo que estamos de acuerdo, no? En el documento esta mas que explicito que no se habla de expropiacion sino de solucionar las problematicas aborigenes y urbanas partiendo de propuestas hacia el seno de la iglesia y hacia el estado y la sociedad, teniendo en cuenta lo aborigen, lo urbano, el mdeio ambiente, la extranjerizacion, etc, es decir englobando todos los aspectos que hacen de la distribucion de la tierra algo injusto hoy en dia (esta a la vista). En particular, no pongo las manos en el fuego por aquellos gobiernos provinciales e incluso el nacional, que ejerciendo una presion fiscal justa e teoria, terminen perjudicando a los pequeños productores y generando clientelismo y dependencia con el asistencialismo.

3) OK.

4) La sola lectura del documento nos muestra la posibilidad de una reforma agraria viable. Para los cristianos, basada en la recta ditribucion, con fundametos biblicos y en la doctrina social. No conozco los casos exactos de como se llevaron en esos paises. Confio plenamente en que la propuesta, bien llevada, no nos llevaria a lo que vos describir como lucha de clases, etc.

5) Aclaro, estoy en contra de ese gigantismo del que hablas, sea extranjero o nacional. Ahora bien, no comparto como positivo que capitales extranjeros se vayan adueñando de la tierra, los recursos naturales (sea por venta de parte de los gobiernos, de pequeños productores endeudados, etc). La extranjerizacion, como bien dice el documento, genera dificultades de diversa indole. Los mas damnificados son los productores agrarios, los campesinos, y obviamente, el pais en su totalidad. Apunto: no he leido filosofia del derecho.

6) Si lo que se busca es redistribuir, la misma Iglesia tiene que estar dispuesta a ganar o perder si correspopnde. Y deberia ser la primera en mostrar desprendimiento.

Sds,
Martin.