martes, octubre 24, 2006

Amigos




macanudo

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo agradecer la tira, porque me encanta...
Y me dan deseos de volver a dibujar.
Va un abrazo,
Vivian

Semilla dijo...

Esto es una gran verdad. Me encanta Enriqueta, por su simplicidad, y por su sabiduria... Gracias

Yamandú Cuevas dijo...

Josefina, bienvenida al blog, que placer que lo encontraras y que lo hayas disfrutado. Tardé mucho en devolverte alguna línea por que desde aquellos días de finales del mural he estado de viajes y recién ahora estoy reencontrándome nuevamente con la tranquilidad de mi taller. En breve publicaré algún otro post para evitar el anquilosamiento así que no dejes de visitarme que algo nuevo cada tanto siempre habra.

Te mendo un abrazo.

Pampa dijo...

Hola Jos en mi blog de caballos está lo que querías saber, beso!

Kike dijo...

¡No, si la amistad es algo de lo más lindo que ha creado Dios: un pedacito de Cielo!

A mí me gusta el Salmo 133 (132). Y también esta cita de Saint-Exupéry:

"[Amigo,] En tu casa puedo entrar sin vestirme con un uniforme [...] sin renunciar a nada de mi patria interior. Junto a ti no tengo ya que disculparme, no tengo que defenderme, no tengo que probar nada. [...] Yo[,] que como todos experimento la necesidad de ser reconocido, me siento puro en ti y voy hacia ti. Tengo necesidad de ir allí donde soy puro. [...] Te estoy agradecido porque me recibes tal como soy. ¿Qué he de hacer con un amigo que me juzga? Si recibo a un amigo a mi mesa, le ruego que se siente, si renquea, pero no le pido que baile. || Amigo, tengo necesidad de ti como de una cumbre donde se puede respirar".

(Antoine de Saint-Exupéry. _Carta a un rehén._ Trad. de Susana Saavedra y Marco A. Galmarini. Versión castellana de la 139.a ed. francesa. Buenos Aires: Goncourt, 1967, pp. 65-67).

Muchos saludos desde el Perú, hermana.