miércoles, marzo 26, 2008

Es tiempo de...

3 comentarios:

maria jesus dijo...

Realmente la infancia nos aprovisiona de recuerdos que nos ayudan en la madurez, son el muelle de las horas bajas

Alemamá dijo...

Lástima de no tener Enriqueta cada día. ¡Me encanta y este no lo había visto! Tu me introdujiste "al vicio".

Cristian dijo...

Siempre es bueno soñar con lo que seremos, aunque ya seamos grandes, ¿no?... Bendiciones.