viernes, julio 11, 2008

El camino de la vida

Pensaba la vida como una prueba ‘todo terreno’.
Con trechos de ruta muy marcada -con ondulaciones suaves y las suficientes curvas como para no aburrirse y bajar la vigilancia-, otros que son peligrosos no por lo accidentados sino por lo monótonos, con peligro del hastío por el ‘sin cambio’ que, no pocas veces, provoca el despiste.
Y tiene trechos, también, muy difíciles. Con mayores, menores, y hasta distintas dificultades. Uno puede salir de ellos empapado, embarrado, lastimado o agotado; el logro estará en superarlos sin abandonar y sin heridas de muerte.
Si durante el trayecto trato de evaluar cómo me va yendo, y no miro el total, puede que me equivoque: Si estoy en el momento fácil, posiblemente me sienta muy realizado; y si, en cambio, voy por la etapa difícil tal vez no pase el examen.
Sin embargo, al llegar al destino, ¡de qué forma distinta evaluaré cada etapa!

9 comentarios:

Silvia García dijo...

Estupenda reflexión Hna.
Pinta de una manera distinta, pero totalmente cierta los caminos de la vida.
También es cierto que no se podía esperar menos, viniendo de quién viene.
Buen fin de seman
Un abrazo

maria jesus dijo...

Al final, nos evaluaran, menos mal que con mucho amor y mucha misericordia. Buen fin de semana

Juan Ignacio dijo...

¡Qué cierto!

Y para no esperar al final a veces es bueno retirarse un poco y mirar como desde afuera (en la medida de lo posible). Como mirar el camino desde una montaña.

ninona dijo...

Me ha gustado mucho su reflexión. Su blog me parece muy interesante. La seguiré visitando.

Un saludo afectuoso.

hna josefina dijo...

¡Saludos a todos!

Ninona, tus blogs son preciosos.
Por supuesto que ¡muy bienvenida a este 'borrador'!
Un abrazo

Ana dijo...

Qué interesante reflexión!

Conozco este blog y leo esto en un día muy especial para mí, un día en el que por algún motivo he estado evaluando algunos de mis caminos. Nada es casual, verdaderamente.

Gracias Josefina por su visita a mi espacio (no crea todo lo que en él digo, por favor!)

Juan Ignacio Aversa dijo...

gracias por la visita!!
gracias por seguir escribiendo!
saludos

Agostina dijo...

Hola Hermana! Visito su blog despues de algunos dias. Me alegra saber que tenemos cosas en comun.
Esta entrada me ha hecho reflexionar sobre los sabios caminos de Dios... y al mirar atras el camino recorrido, (de cruces y alegrias, de llanuras y sinuosidades, de tormentas y calmas...) solo puedo decir, "El Señor ha hecho maravillas en mí"... Él ha estado siempre aun en los tiempos dificiles, y puedo asegurar que en nuestro camino "Nada ocurre sin permisión de Dios"...
¿Con qué pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?!!
Gracias por esta entrada me ha hecho pensar mucho y me lleva a dar gracias a Dios.
Que tengas un hermoso Primer Viernes!!!
Que el Sagrado te bendiga y a toda tu cominidad tambien.
Un abrazo

hna josefina dijo...

¡Un abrazo Agostina!