jueves, noviembre 06, 2008

Tiempo de jazmines








Como en Buenos Aires, también aquí en Montevideo empiezan a aparecer en las esquinas vendedores de jazmines.
Me recuerdan dos cosas:
Empieza el mes de María -por estos lugares el 8 de noviembre-, la Madre del Cielo y Madre de todos y cada uno.
Mamá -es de mis recuerdos más antiguos, y lo hizo siempre mientras pudo desenvolverse sola- durante este mes llegando de la calle con dos o tres ramitos para renovar el florero que ponía junto a la Virgen en su mes.
----------
Esto me lleva a pensar, lamentablemente, en lo que estamos viviendo en este país, y al nuestro le falta también muy poco: Pareciera que terminará por ser aprobada, no más, la ley del aborto.
Madres nuestras desde el cielo, rueguen por nosotros

5 comentarios:

Alicia dijo...

Querida hermana: leí los dos post últimos a la vez y los veo relacionados. La leyes están y amparan, pero yo creo que no "obligan" al pecado.A veces acortan el camino. Nosotros apostamos a la vida y seguimos trabajando por ella y ayudando a las madres a recibir bien a sus hijos. Seguimos invitando. Es cuestión de no aflojar en esta tarea. Nadie está obligado por la ley, nadie debe ser obligado a creer. Yo veo la relación. Los testigos insisten. Nosotros creemos y asistimos. "Nada ni nadie podrá apartarnos del amor de Cristo". Ni hombres, ni leyes, ni religiones,ni.....Nosotras seguiremos trayendo jazmines para la Virgen.

maria jesus dijo...

Que bonito vendedores de jazmines!

En España, que ya la hay, la quieren ampliar. Que la Virgen nos ayude

Mariana dijo...

Que lindo jazmines aqui en tucu me encanta es re fuerte el olor en esta epoca y x mas que tengo alergia lo mismo me gusta. q bueno todo lo que compartis con todos los que pasamos x aqui hna. Feliz primer viernes hna!
unidas en oracion!

María Lago Aci dijo...

Oh los jazmines! son un recordatorio impresionante. Para mí: de verano, de Navidad, también una llamada a ser buen perfume para otros. A estar aunque no te vean mucho. Gracias, Jose

eligelavida dijo...

Sinceramente, lo siento. Parece que toda la degradación que asola Europa, se está extendiendo también por América. Acabo de descubrir su blog y me gusta mucho.