sábado, septiembre 26, 2009

Sigo con la vida diaria

Ahora, que viene el tiempo lindo, hay más movimiento en la casa de Espiritualidad. Sobre todo los fines de semana, vienen tandas para retiros, encuentros, jornadas y demás. Así que tendremos -gracias a Dios, porque para eso estamos- un poco más de trabajo.
Además, durante las dos semanas que vienen, vuelvo a dar un cursito de caracterología.
Pienso que, igual, algún rato habrá para visitar blogs y agregar algo a esto.

3 comentarios:

derechofamilia-páginas libres dijo...

Que hermoso trabajo el suyo, llenar las almas con pensamientos profundos, ese trabajo en los retiros es muy importante.
En la Universidad llevé cursos de Caracterología, me gusta mucho la psicología y todo lo que sirva para conocer mejor a las personas, y poder ayudarlas y comprenderlas mejor. Me gustaría leer en su blog algo sobre el curso que va dictar.

Un cariñoso recuerdo.
María del Carmen

Fernando dijo...

Querida hermana:

Seguro que el jaleo de la gente que va y viene a la casa de espiritualidad, con ánimo de mejorar algo su vida, le inspira un post simpático.

No sabía que tenían residencia para retiros, pensaba que trabajaban sólo en tareas de asistencia social.

hna josefina dijo...

No, Fernando, tenemos muchos apostolados distintos.
Pero esto -me has dado una idea- vale para una entrada nueva. Ya verás.
Por ahora comentar sólo la alegría de que tuvimos 6 parejas jóvenes en casa, que se tomaron día y medio para rezar y reflexionar juntos.
¡Lindo!¿no?