sábado, octubre 13, 2007

Regalos 'inmensos'

Nos sucede tantas veces. ¡Tantas al día!
Recibimos regalos enormemente valiosos. Y sólo sabemos apreciarlos al principio; cuando son ‘nuevos’… Con el tiempo, cuando ‘los tenemos’, aunque ellos no pierden su valor, pareciera que nosotros perdemos –se nos gasta- la capacidad de apreciarlos:
Un hijo…
un amigo...
ese gran amor…
aquel talento personal…
una obra de arte, o algo que compramos a mucho precio, por dar algunos ejemplos...
Y hasta, muchas veces, nos sucede que terminamos cambiándolo por ‘espejitos de colores’.
----------
Nota para cristianos: Caía en la cuenta de esto, hace un rato, junto a Jesús presente en la Eucaristía... ¡Él sí que es 'el inmenso Regalo'!

2 comentarios:

aeronauta dijo...

Uh!, Josefina.... es tan verdadero eso, todo se nos hace rutinario y lo consideramos cosas que nos corresponden "por derecho propio". Nos olvidamos que todo desde la vida para adelante sólo es DON

Juan Ignacio dijo...

Una comunicación por celular...

(Perdón que sea un poco autorreferente).