jueves, febrero 26, 2009

Sobre el mate



Alicia puso una entrada preciosa.
Sobre todo para argentino y uruguayos...
Ya nos dirán otros qué les parece.

8 comentarios:

AleMamá dijo...

me gusta el mate pero dulce....y no me gusta compartir la bombilla.... tengo mucha imaginación... tambíen me limita la necesidad de ir al baño 20 minutos luego de beber, ergo, ¡tomo poco mate!

***
Te quiero invitar a un meme que estoy comenzando acá*. Ojalá enganches. Es corto y fácil :)

Alicia dijo...

¡Gracias Josefina por tu comentario!
El enlace no lo esperaba.¡Gracias, gracias!
El mate es un excelente amigo misionero que también lleva la Palabra. Un instrumento creado por Dios para acercar a los hombres entre sí. Y ya sabemos "cuando dos o más están reunidos...". Él se hace presente entre nosotros.
Un abrazo.

Silvia García dijo...

Soy absolutamente tomadora de mates, me gustan amargos ó dulces, pero siempre encuentro más ricos a los que me hace mi marido.
La vida sería distinta si no existiera el mate
Buen finde
Un abrazo hna

maria jesus dijo...

He oido hablar muchisimo de el,pero no se realmente lo que es, me lo imagino y tengo ganas de probarlo.
Podiais explicarlo, lo que es y como se hace, que a lo mejor ya lo importan

hna josefina dijo...

María Jesús, es una infusión que tomamos por estos pagos, con algo que se llama yerba mate. Si te fijás en la foto que puse, se toma así: en una calabacita se 'ceba el mate' y se toma con una bombilla que es como una cañita por donde se absorve.
Te paso una página donde explican un poco:
www.mateargentino.com.ar y mejor después pasar al item
www.mateargentino.com.ar/historias
Una aclaración: también se toma muchísimo en el Uruguay. Los uruguayos andan con el mate y el termo con agua para cebarlo por todos lados; los argentinos, en cambio, más bien lo hacemos en la intimidad, aunque por supuesto puede ser en una plaza también, nos acomodamos en algún lugar para tomar mate.
Se toma solo, pero sobre todo en compañía... y más que la infusión en sí es todo un rito, un sentimiento, un tiempo muy especial de encuentro, intimidad y demás.
Si te invitan 'a unos mates' es porque te consideran un amigo.
Para los que extranjeros, la dificultad es que hay un solo mate y una sola bombilla que se pasa de mano en mano, y todos toman de la misma. Esto suelen considerarlo antihigiénico (como le pasa a Alemamá). Pero si se toma bien, en realidad no es así, porque uno apenas toca la bombilla con los labios, o sea que no se chupa.
Pero, indudablemente, todo el sentido uno lo encuentra más en rito que en la infusión en sí.

Alicia dijo...

¡Qué clase magistral tema: El mate!
Bravo hermana Josefina. Una explicación sencilla y sentida.
Felicitaciones de una docente a otra.

maria jesus dijo...

Muchas gracias, hermana, a ver si algún día nos tomamos unos mates juntas. Un abrazo

hna josefina dijo...

¡Por supuesto Ma. Jesús!
¡Se imaginan un encuentro, con mateada por supuesto, de los amigos blogeros!...¡maravilloso!
Un abrazo!