domingo, noviembre 05, 2006

Dato interesante

El párroco de Nuestra Señora de Narek ,con respecto a la posibilidad que tienen los sacerdotes de rito oriental, de ordenarse cuando ya están casados, nos hizo notar que en su Iglesia -Iglesia Católica Armenia-, teniendo esta posibilidad repito, en este momento en todo el mundo, sólo hay TRES sacerdotes casados.
Si bien no dio datos de otras Iglesias orientales, dijo que –salvo los coptos, en que hay más- la proporción es también muy baja en todas las demás. Él lo atribuye a lo difícil que resulta la vida del sacerdote casado.

4 comentarios:

Cristian dijo...

La verdad en la práctica, yo no me imagino casado, con hijos, y ejerciendo el ministerio sacerdotal; lo veo muy difícil... ¿Cómo divido el tiempo entre mi familia y el ministerio? Buen post hermana. Bendiciones.

Milkus Maximus dijo...

Bueno, hasta donde recuerdo, en el último sínodo, fueron los obispos de ritos donde pueden haber "casados-curas", los que recomendaron no perder el tema del celibato. Supongo que siglos de experiencia habalan sus dichos.
Otro tema: semejante paseo amerita un crónica detallada hermanita. Podés ...?

Pablo Muttini dijo...

¡Qué tema, Josefina!. Cristian no se lo imagina y no es el único...pero hay que pensar e intentar imaginar porque el viento trae aromas, por lo menos, de replanteo.
Para todos es dificil dividir sus tiempos. Yo, soy esposo y padre de tres hijos, sostén de familia y diácono permanente (con tooodo lo que esto implica en todos los ámbitos). Comprendo y doy fe que no resulta sencillo. Es altamente probable que este modelo de sacerdocio ministerial, tal como está planteado, no sea compatible con el matrimonio...pero...¿se podrá pensar (dijo, por lo menos pensar) en otro quizás complementario y alternativo?...qué se yo; pero es bueno estar abiertos al soplo del Espíritu.
Muchos saludos,

hna josefina dijo...

Milkus, se me haría dificil ya que soy defensora de las entradas cortas. Cuando son muy largas -salvo honrosas excepciones, como algunas tuyas que se dejan leer- yo no no llego al final.
Y también, como lo sentí muy denso -tres visitas en poco tiempo- por lo menos a mí, fue más lo que me sugirió que lo que pude aprender del todo.
Pero es posible que algún comentario más todavía haga.