miércoles, noviembre 29, 2006

¿Para qué va el Papa a Turquía?

"Benedicto XVI espera que su visita a Turquía sirva para avanzar en el diálogo entre los cristianos hacia la unidad plena, rota hace casi un milenio.
Este viernes, en el discurso que dirigió a los participantes en la asamblea plenaria del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, dijo Benedicto XVI:
“Mi inminente visita a Su Santidad Bartolomé I y al patriarcado ecuménico será un nuevo signo de aprecio por las Iglesia ortodoxas, y servirá como estímulo -así lo esperamos- para apresurar el paso hacia el restablecimiento de la plena comunión”.
¿Ha sido invitado?
Sí. La visita apostólica, es decir, de carácter estrictamente pastoral, tiene lugar en respuesta a la invitación personal de Bartolomé I, Patriarca de Constantinopla con motivo de la fiesta de san Andrés apóstol, hermano mayor de san Pedro, y fundador del patriarcado de Constantinopla, que se encuentra en la actual Estambul.
Bartolomé I ha estado tres veces en Roma y ha declarado para el proceso de beatificación de Juan Pablo II. Su testimonio constará en la Causa, algo sin precedentes. El Patriarca ha pedido que se respete el sentido ecuménico de la visita
¿Quién es el Patriarca de Constantinopla?
Es el primun inter pares, el primero entre los iguales, de los Patriarcas ortodoxos. Esto es aceptado por todos, menos por el Patriarca de Moscú.
¿Cúal es el objetivo principal de la visita del Papa?
La firma de una declaración común con el Patriarca.
¿Se conoce el contenido de esa declaración?
No ha trascendido cuál será el contenido, pero se espera que suponga un avance significativo en las relaciones católico-ortodoxas.
Además, Benedicto XVI inaugurará una lápida, en recuerdo de los Papas que han pasado por la Sede del Patriarcado: Pablo VI, en 1976; Juan Pablo II, en 1979; y ahora, Benedicto XVI, en el 2006.
El Papa ha pedido oraciones por los frutos de esta visita"
(Foto La Nación: Benedicto y Bartolomé)

domingo, noviembre 26, 2006

Reflexión en borrador



Con relación a las distintas personas, mi experiencia personal es ésta:
Ellas son María, Juan, Pedro o Jacinta... cada una con su nombre.
Concretas, con su ser peculiar.
Que tienen familia, están ambiente, y demás; pero “ser”, son él , ella, vos y yo.
Además, sucede que puede -o puedo- ser pobre, rica, ni pobre ni rica, sana, enferma, inteligente, simpática, argentina, francesa, baja, gorda, ágil... y tantas otras cosas más, hasta bueno y malo. Pero, todos estos, son adjetivos, no sustantivos.
El problema es que, a veces, convertimos estos adjetivos, o accidentes, en sustantivos. Y ahí se 'arman' las diferencias importantes.
Pero si el sustantivo es el mismo, o par, no hay diferencias.
----------
Por eso -insisto, es mi experiencia- cuando me encuentro con 'alguien' -enfermo, borracho, o que me resulta 'desconocido'-, tiendo a mirarlo a los ojos. Y ahí se salvan las distancias.

sábado, noviembre 25, 2006

Blog del Hambre

Por si llegara a este blog alguno que no leyó el de Zona de insomnio, de Milkus, adhiero totalmente a su entrada. Y lo pongo también aquí para extender la difusión del de Juan Carr.

Era un comentario...

De la entrada anterior.
Me parece que tiene como para ser entrada, aunque como les digo: Es de Vivian, no mía.
Pero desde ya que adhiero totalmente.
¡Gracias Vivian!
"La frase dice: "es la hora de una nueva imaginación de la caridad" y al final de lo que seleccionaste trae esta pregunta: "¿No sería este estilo la más grande y eficaz presentación de la nueva buena del Reino?"Entiendo que la cercanía y la solidaridad con el que sufre... es un estilo grande y eficaz de presentación de la nueva buena del Reino. No hay vuelta. Pero siento que en este tercer milenio, es sólo un modo de presentar la buena nueva del Reino... y al menos yo, desde mi visión subjetiva, relativa, pequeña como quieras llamarla., entiendo que hoy la cercania y la solidaridad con el que sufre... es un modo eficaz... sólo para algunos... porque estamos en un mundo demasiado individualista como para que comprenda o se detenga a ver el signo. Encuentro que dentro de esta hora de nueva imaginación de la caridad... hay en el estilo de Jesus que es siempre vigente y nuevo... hay mucho más que la cercanía y la solidaridad con el que sufre... Hay un acercamiento a todos y a cada uno de un modo y con su estilo, que es siempre presentación de la buena noticia. No sé si nos detenemos a mirar a Jesús acercándose a otros que no sean los pobres materiales...etc. Me gusta ver como Jesús se encuentra con Pilato, con Nicodemo, con... etc. Igual... es para despuntar el vicio y obvio, si lo dice el documento tendrá que ser así... A mí me parece cuando rezo con la Palabra o cuando adoro la Eucaristia en silencio... que Jesús es más creativo en el amor... y cada día me conquista y me presenta el Reino y me invita a estar allí... y a sumarme a su propuesta de modos nuevos y no siempre desde la solidaridad con el que sufre."

miércoles, noviembre 22, 2006

"Hermanos" de verdad.

“Es la hora de una nueva imaginación de la caridad, que promueva no tanto y no sólo la eficacia de las ayudas prestadas, sino la capacidad de hacerse cercanos y solidarios con quien sufre, para que el gesto de ayuda sea sentido no como limosna humillante, sino como un compartir fraterno. Por eso tenemos que actuar de tal manera que los pobres, en cada comunidad cristiana, se sientan como en su casa. ¿No sería este estilo la más grande y eficaz presentación de la buena nueva del Reino?.”
(Juan Pablo II, 2001, Novo millennio ineunte, 50)

jueves, noviembre 09, 2006

Es momento de otra Enriqueta



Para los que la gozan aquí, y para... "los que se la pasan a su blog" (ejem)

miércoles, noviembre 08, 2006

Me sucedió ayer

Volvía a casa, después de una caminata, a las 18.30 llegando justo para el rezo del Oficio. Poquito antes de llegar a la reja de nuestra iglesia, veo un señor subiendo los escalones de casa con una silla de ruedas. Vacía y plegada; parecía muy buena.
El muchacho que cuida la iglesia me lo adelantó: era una donación.
Cuando llegué a la puerta de entrada, el señor me preguntó si podía recibirla yo. Le dije que sí y, cuando le agradecía, me contó que en realidad la donante era una señora que estaba afuera en un automóvil. Salí a saludarla; me pareció que tenía otras cosas –¿aparatos ortopédicos?- en la parte de atrás del coche y que ella no podía caminar.
- ¿Tendrán a quién dársela?- fue su única pregunta.
- ¡Seguro que sí!... Muchas veces nos piden.
Volví a entrar en casa, llegando tarde al Oficio por la demora, y al terminar, se lo conté a la superiora. Es una silla preciosa y nuevita. Quedamos que yo me encargaba de guardarla, porque –con el apuro- la había dejado en portería.
Después, cena rapidito, y me fui a la adoración.
A las 20.00, al salir, volví a pasar por la portería para buscar la silla.
En ese preciso momento, estaba allí una hermana, de otra congregación, venida con su grupo a un encuentro.
En cuanto empecé a caminar con nuestro regalo, me salió al paso:
- ¿Ustedes siempre reciben estas cosas?
- (no sé qué respondí)
- Porque en mi casa –vive en un barrio pobre del gran Buenos Aires- hay una señora que no puede caminar y no tiene silla.
- ...
- Y si me la regalan, ¡me imagino lo contenta que va a estar! (¡rápida la hermana!)
- ¿Cuándo te vas vos para allí?
Me contestó que el viernes. Subí con la silla a nuestro piso; ya con una vaga idea de cómo venía la cosa.
No me fui a acostar demasiado tarde, y en camino a mi dormitorio me encontré con la superiora. Le conté lo sucedido.
No lo dudó un segundo: ¡Esa silla era para la amiga de la Hermana Rita! Y, nosotras dos –mejor tres, Rita también- habíamos sido ¡los maravillados testigos de LA DIVINA PROVIDENCIA!
-------------
Epílogo: Cambié de rumbo: pegué media vuelta, busqué la silla, y se la dejé en su piso -al lado de la puerta de su cuarto- a la Hna. Rita.

lunes, noviembre 06, 2006

Más sobre el paseo del sábado


En la mezquita, si bien es una construcción imponente, con arañas de luces importantes y toda alfombrada, me impresionó mucho la ausencia total de imágenes en su interior.
En la catedral armenia –en cambio- resaltan, en la pared de detrás del altar y a ambos costados, unas grandes pinturas que narran la historia y tradición de esa Iglesia. No tienen imágenes de bulto.
Nuestra Señora del Valle, como tantos templos de nuestra cultura –siendo de una arquitectura bastante autera y relativamente nueva ya que tendrá unos 40 años- tiene, por supuesto, imágenes, tanto en pinturas como estatuas.
Creo entender que esto se debe, fundamentalmente, a que los cristianos conocemos la Encarnación. A partir de que el mismo Dios se hizo ‘Visible’, en Jesús, toda otra imagen humana recibe de éste su valor y sentido.

domingo, noviembre 05, 2006

Dato interesante

El párroco de Nuestra Señora de Narek ,con respecto a la posibilidad que tienen los sacerdotes de rito oriental, de ordenarse cuando ya están casados, nos hizo notar que en su Iglesia -Iglesia Católica Armenia-, teniendo esta posibilidad repito, en este momento en todo el mundo, sólo hay TRES sacerdotes casados.
Si bien no dio datos de otras Iglesias orientales, dijo que –salvo los coptos, en que hay más- la proporción es también muy baja en todas las demás. Él lo atribuye a lo difícil que resulta la vida del sacerdote casado.

Recorrida religiosa, cultural y jurídica


Ayer, la cátedra de Derecho Eclesiástico de la UCA, organizó un paseo con tres visitas:
+ Mezquita “Rey Fahd”;
+ Catedral “Nuestra Señora de Narek” – Católica oriental de rito armenio;
+ Parroquia “Nuestra Señora del Valle” – Católica de rito latino.
La invitación era abierta, por lo que pude engancharme: La ví una buena oportunidad de asomarme a otras realidades de hermanos nuestros; conocemos poco –por lo menos yo- cómo viven su fe católicos, como nosotros, de ritos distintos al latino y, mucho menos, los musulmanes que tienen menor presencia en nuestro país.
Me alegro de haber ido. Un paseo muy rico, que da materia para varios post.
Aquí sólo algún apunte:
. En la mezquita, nuestro guía fue un muchacho joven, creyente y abierto, que nos hizo –en el tiempo corto que disponía- una presentación del Islamismo, muy diferente por cierto de lo que nos muestran los medios, y los acontecimientos actuales. Me hizo pensar cuántas veces juzgamos a las religiones, igual que a las personas, por sus manifestaciones peores (Al Kaeda, curas abusadores de menores, judíos fanáticos, y demás) y no nos damos cuenta que eso no es lo representativo real, sino sólo la deformación que suele ser mucho más escandalosa.
. En Nuestra Señora de Narek, su párroco nos ayudó a asomarnos, un poquito, al catolicismo de rito oriental, con su larga historia –sobre todo la armenia- tradición y sabiduría.
. En Nuestra Señora del Valle pudimos ver algo de su activa pastoral barrial, propia de uno de los tantos barrios bonaerenses que desde hace ya tiempo soportan una grave crisis socio-económica.
Tres realidades religiosas argentinas (o esta vez diría porteñas) -con mucho en común y, también como es lógico, con sus peculiaridades tan ricas- que me encantó vislumbrar.

miércoles, noviembre 01, 2006

Día de todos los santos

Hoy celebramos a TODOS -canonizados o no- los que ya están en el cielo.
Día, cada vez más –año tras año- entrañable.
Hermanas de la Congregación; familia; amigos. En la familia, de la generación anterior, todos allí; y de la mía, también –los santos, estos que celebramos hoy- son ya más que mayoría absoluta.
Pronto –¡Día pleno!- volveremos a juntarnos, y ¡entonces sí que para siempre!
Mientras tanto, ¡Hermanos nuestros del Cielo, rueguen a Dios por nosotros!