jueves, octubre 16, 2008

Me gustó mucho

"Cuando el cielo está en el suelo"
¿Y a vos?

5 comentarios:

Cecilia dijo...

A mi también!!!!

Besos!!!

Fernando dijo...

Querida hermana:

Es un lujo cuando nos explican bien un cuadro, como en este caso. El que no guía nos hace ver mil detalles que nosotros solos no habríamos podido ver. Si en este caso cada detalle nos remite a algo espiritual, a algo de Dios, el lujo es doble.

Lo que dice el comentario de los pies, los pies de Jesús, los pies de Pedro, los pies de los mensajeros de Dios, es conmovedor, pero a mí me emocionan siempre las manos, las manos de la gente mayor que ha hecho mucho por los demás durante muchos años: ¡¡cuánta gente habrá sido un poco más feliz gracias a una ayuda o a una caricia de estas manos arrugadas!!!

Mariana dijo...

Hna paso a desearle un muy buen dia viernes me ENCANTO este texto que nos compartio la verdad.
Besos
Unidas en oracion!

Andrés Cárdenas M. dijo...

Una canción de Ricky Martin me parece (aunque creo que no la escribió él, y no es una persona que con mis 5 sentidos citaría hablando seriamente jaja) dice "por andar ocupado en el cielo, me olvidé que en el suelo se vive mejor". Hay que ocuparse del Cielo, sin olvidarnos que vivimos acá! Usted que opina ya que es consagrada?

hna josefina dijo...

Por supuesto que opino lo mismo. Esto, lo del suelo, es un regalo de Dios. Me parece que la cosa -con respecto a los consagrados, y 'el suelo'- viene más o menos así:
Los laicos, estando en el suelo, éste los lleva al cielo y a su Señor; y en cambio los consagrados intentamos ir primeramente al Señor del Cielo, y desde allí, -inevitablemente- bajamos al suelo -donde vivimos- trayendo un poquito de sabor del cielo. Todo es intento. Porque no siempre nos sale del todo bien.
Saludos!