miércoles, octubre 22, 2008

Sobre la Ternura

Ternura no significa sentimentalismo ni emotividad. Es dulzura y bondad que no dan miedo. Es delicadeza que manifiesta al otro que se le considera importante, poseedor de un valor.
La ternura se revela en el tono de voz, en la forma de tocar. No es blandura sino una fuerza segura trasmitida a través de los ojos y de las manos. Es una actitud del cuerpo, siempre atento al cuerpo del otro. La ternura no se impone, no es agresiva, es dulce y humilde. No es una orden. La ternura está llena de respeto. No es seductora. Es una escucha y un tacto que suscitan y despiertan las energías en el corazón y el cuerpo del otro. Trasmite vida y libertad. Da ganas de vivir. La ternura es la madre que baña a su hijo mostrándole su belleza; es la enfermera que toca y cuida la herida haciendo el mínimo daño posible.
La ternura no se opone a la competencia y a una cierta eficacia. Al contrario. (…)
La ternura y la comunión están llamadas a arropar a la competencia.”
--------------
Esto sigue siendo de Vanier, Cada Persona es una Historia Sagrada (pag. 210-211)

7 comentarios:

AleMamá dijo...

La ternura es amor delicado.
Besos

Nancy dijo...

Gracias Hna. Josefina por su blog, transmite ternura y amor...Un abrazo grande muy grande...
Nancy

Analía dijo...

Gracias...gracias...gracias!
Aún no lo consigo.

"Es delicadeza que manifiesta al otro que se le considera importante".

tan sencillo y tan difícil a veces. Pocas cosas son tan alentadoras como la mirada y el gesto de ternura de los que nos quieren bien.
Que podamos recibir estas miradas; y que sepamos darlas con gratuidad.
me encantó!

ALMA dijo...

Que tema nos ha planteado Hermana, nada menos que la ternura, que en mi caso la encuentro en la mirada de un anciano, en un bebé, en un animalito...en cuantas cosas y a veces, por cosas de este loco mundo, no la tengo en cuenta y la paso de largo

Gracias por preocuparse por mi salud.
Estoy esperando los resultados de los análisis.

Un beso

Jorge S. King dijo...

Que buen post Hermana Josefina. Para meditarlo profundamente.
La ternura, un valor que se debe difundir más realmente.
Saludos Santiagueños.

Fernando dijo...

Querida hermana, el post es muy bueno. Ocurre que muchas veces ayudamos a los demás e intentamos poner buena cara, pero el otro nota que lo haces sin cariño, sin ternura; o son los demás los que nos ayudan a nosotros, pero sin ternura. Por eso, el post lo explica muy bien: si no logramos poner ternura en nuestra caridad, a veces puede ser más humillante que amable para el ayudado.

maria jesus dijo...

Profundo, como siempre.
Por cierto conseguí los libros de Neuwen(¿se escribe así?)Muchas gracias. Un abrazo